REAMSA ---- REAMSA ---- REAMSA --- REAMSA

COLECCIONISTAS DE REAMSA

En relación a las figuras de plástico decoradas a mano podemos encontrar varios tipos de coleccionistas. Al primer grupo podemos denominarlo el de los coleccionistas-emocionales, y está formado por aquellas personas que coleccionan aquellos juguetes de su infancia - en una versión actualizada del Ciudadano Kane -, y por lo tanto la decisión de incorporar o no una determinada figura o caja a su colección se basa en factores puramente emocionales. Procura tener una figura de cada tipo, y completar la colección.

Por otra parte tenemos a un segundo grupo de coleccionistas, al que podemos denominar de coleccionistas-anticuarios, que siguiendo en su colección una evolución más o menos coherente, coleccionan todo tipo de juguetes, revistas y figuras de plástico, sean españolas o no, y se hallen decoradas a mano o no. El factor que prima en la decisión de comprar una determinada figura es su antigüedad.

Por último también podemos encontrar a un tercer tipo, el colecccionista-inversor, que es aquella persona que basa la decisión de compra de este tipo de figuras en el precio que paga por ellas, de forma que solo adquiere aquellas cajas o figuras que encuentra a bajo precio. No le importa comprar cajas y figuras que ya posee, con tal de que el precio sea bajo.

Estos tres estereotipos nos pueden servir de base para situarnos en lo que queremos hacer antes de empezar una colección, y además hay que tener en cuenta que el poder adquisitivo limitará nuestras opciones.

El papel del colectivo de coleccionistas-emocionales es vital, ya que conservan las figuras durante el largo período de tiempo que aún no tienen interés para los coleccionistas-anticuarios. El valor social de estos últimos coleccionistas-anticuarios se halla en que dotan de sentido y coherencia a las colecciones de figuras, lo que permite ver - si nos muestran su colección - de una forma clara la evolución histórica de las diferentes marcas y figuras. Por desgracia todas estas colecciones permanecen guardadas en trasteros, altillos, garajes o pequeñas habitaciones para el disfrute de unas pocas personas.

A falta de un organismo público con la sensibilidad y recursos para crear un amplio fondo histórico con estas piezas, que debería de formar parte del patrimonio artístico de un país, los anónimos coleccionistas realizan la meritoria labor de evitar que estas figuras se pierdan de forma irremediable.

Por último hay que señalar que el coleccionismo de este tipo de figuras no presenta indicios de ser contagioso, de forma que el coleccionista suele recibir de su entorno más próximo la indiferencia más absoluta, unida a avisos como "cuando tu mueras, todo eso irá a la basura". En general se confunde el coleccionismo de este tipo de figuras con alguna tendencia filo-militar o belicista (¡cuando es justamente lo contrario!).


LA CONSERVACIÓN DE LAS FIGURAS

La conservación de las figuras de REAMSA es extremadamente difícil en dos aspectos: la fragilidad del plástico y la pintura. Al ser figuras de plástico hay que tener en cuenta que si flexionamos alguna parte de la figura lo normal es que salte la pintura y posiblemente que se rompa. La pintura permanece prácticamente inalterada durante 50 años en cuanto a sus tonos y colores - excepto los colores púrpuras que oscurecen y se vuelven marrones - pero con el tiempo pierde su capacidad de adherencia a la figura.

Si observamos el contenido de una caja con figuras de REAMSA que no haya sido abierta durante muchos años encontraremos que las figuras contenidas en ellas tienen algunas manchas marrones. La causa se halla en que el plastificante ha salido al exterior de las figuras pasando incluso la barrera de la pintura, y se ha depositado en la parte externa de las mismas figuras.

Esta pérdida del plastificante hace que las figuras que tienen unos 25 o 30 años de antigüedad sean extremadamente frágiles. Es difícil de imaginar pero las figuras se comportan como si fuesen de galleta. A la menor presión se parten. No tienen esta alta fragilidad las figuras de la primera época, las de goma, ni las de la última, que son más recientes. La aparente solidez de las figuras no debe llevarnos a engaño, pero por desgracia sólo aprenderemos con la experiencia de nuestra - irremplazable - primera figura rota.


JUGUETES USADOS

En general se da mucho menos valor a un juguete antiguo ya usado - jugado - que a uno nuevo, de forma que los coleccionistas con frecuencia "restauran" con mayor o menor acierto algunas figuras usadas que caen en sus manos.

Existe por otra parte el criterio - en mi opinión más sensato - de que lo mejor es cuando llegan a las manos de un coleccionista este tipo de figuras el mejor tratamiento es una cuidadosa limpieza (el agua y jabón hace milagros), sin ningún tratamiento más. El resultado es una figura antigua, que nos trae hasta nuestros días los colores originales, y si hablase sin duda nos explicaría mil y una interesantes tardes de diversión.

Con frecuencia las figuras que han sido redecoradas han recibido unas pinturas de tonos diferentes al original - con lo que se produce una extraña mezcla entre tonos antiguos y nuevos en una misma figura - y con pinturas diferentes - con frecuencia son pinturas brillantes - que simplemente arruinan cualquier valor de la figura, y además hacen imposible la recuperación de los colores originales.


VALOR SENTIMENTAL

Ya que sólo han transcurrido entre 30 y 50 años desde que estas figuras eran juguete habitual de los niños, muchas personas aún pueden recordar aquellos días y revivir momentos de felicidad. Sin duda la infancia y la adolescencia son una época difícil, pero con seguridad los momentos dedicados al juego con estas figuras debieron de ser para todos de los más felices de aquella época.

En ocasiones cuando el coleccionista recupera una figura desgastada, tiene tendencia a "restaurarla", es decir limpiarla en primer lugar y después añadir la pintura que le falta. Como indicaba antes personalmente no soy partidario en absoluto de estas restauraciones. Un juguete que ha sido jugado conserva algo de la felicidad del niño que tarde tras tarde lo sacaba de la caja y haciendo de activo guionista organizaba auténticas películas.

Por contra, una caja de figuras que llega en perfecto estado a las manos del coleccionista directamente desde una antigua juguetería o un almacén de juguetes, tiene un gran valor como testimonio y evocador de recuerdos, pero también encierra una cierta tristeza, la del juguete que no ha llegado a realizarse como tal, ya que nunca llegó a las manos de un niño, que era su destino.

Es indudable que la sensación de volver a ver un juguete de la infancia provoca sensaciones muy personales. En mi caso puedo recuerdo que la primera sensación fue que el tamaño de las figuras parecía mucho más pequeño de lo que en mis recuerdos tenía.

Un aspecto adicional y de extraordinaria importancia en el tema de las sensaciones lo provoca el característico olor que desprenden las figuras. Podemos encontrarlo en las figuras de goma y en aquellas que han sido fabricadas hace más de 20 años. Todos los coleccionistas que conozco saben identificar este olor y es para todos un motivo de placer.


VALOR ARTÍSTICO

REAMSA siempre valoró el aspecto artístico de las figuras, y por ello las encontramos a todas ellas perfectamente identificadas en su base. Se atribuyen a un escultor inglés llamado Erik. Si miramos detenidamente alguna de estas figuras observaremos el papel que han jugado en ellas diversos artistas. Haciendo un breve repaso encontramos:

- la documentación histórica de personajess y vestuarios
- el diseño de la serie de figuras
- la configuración de cada una de ellas deentro de la serie
- las pruebas, bocetos y escultura final dde cada original
- la creación del molde en bronce para cadda figura
- el diseño de los colores de la decoracióón de las figuras
- la fabricación de las figuras
- la decoración a mano de cada una de las figuras
- el dibujo de la caja

Además en el caso de REAMSA nos encontramos con unos espléndidos dibujos en las tapas cajas creados por R. Cortiella, de gran calidad artística.

Nos encontramos pues con un producto que tiene una significativa parte creativa y una parte artesanal que juntas forman una obra - sin duda no maestra - pero que incluso para el más profano que las mire con atención posee un indudable valor artístico.


VALOR ECONÓMICO

La pregunta sobre el valor económico actual de estas figuras es un tema recurrente sobre el que hay opiniones muy dispersas. Así por una misma figura pueden pedirnos desde 2 a 20 euros, en función del lugar y del vendedor. La tendencia en los últimos años indica que los precios de estas figuras han subido mucho, coincidiendo con una disminución en la oferta y un aparente aumento del número de coleccionistas.

Si usted desea hacer una colección es normal que en unas ocasiones deba de comprar figuras caras, y en otras ocasiones las encuentre baratas . Si tiene una idea clara de lo que desea obtener al final, le será más fácil gastar sólo en aquello que realmente le interesa.

Si alguien se plantea la adquisición de estas figuras como inversión, mi opinión es que igual que pasa con los minerales o los sellos, se va a encontrar con graves dificultades cuando desee venderlas, porque no hay un mercado fluido, lo que seguro que le obligará a venderlas por mucho menos de lo que le costaron o del valor estimado.


EL MITO DEL GRAN ALMACEN DE JUGUETES

Año tras año se mantiene el rumor sobre la existencia del Gran Almacen de Juguetes antiguos, que algún día alguien descubrirá para felicidad y alegria de los coleccionistas.

Según referencias de primera mano al menos existe uno de estos almacenes en Cataluña, procedente de una juguetería que cerró hace muchos años por fallecimiento del dueño, y se sabe que su heredero es plenamente consciente del valor económico que puede tener. Según parece ser este almacén ya ha recibido la visita de varios posibles compradores y está a la espera de recibir una oferta por todo el contenido del almacén que le tiente lo suficiente. Si tal venta se produjese lo normal sería que llegasen al mercado en primer lugar las cajas más baratas con las que el comprador tratará de recuperar el importe pagado, y más adelante ya especulará con las cajas más caras.

Este planteamiento no es óbice para que, por lo que yo se, el dueño actual del almacén esté ya vendiendo de forma muy ocasional algunas cajas para cubrir necesidades puntuales.

Los mitos y las leyendas, con frecuencia tienen una cierta base, aunque cuando se logra descubrir la realidad sobre la que se sustentan ésta suele ser bastante modesta. Así cuando finalmente se abran de par en par las puertas del Gran Almacen de Juguetes lo más posible es que encontremos ... cajas de la última época: oeste, toreros, desfiles, ... Es decir que tal acontecimiento sea una total desilusión para aquellos que esperaban encontrar cajas de El Cid.


COPIAS Y FALSIFICACIONES

Cualquier coleccionista desea distinguir entre las figuras originales de otras que son una reproducción más o menos fiel. Lo mismo sucede con este tipo de figuras. Por suerte disponemos de un catálogo preciso de las figuras que forman la colección, de forma que por ese lado - salvo alguna relativa sorpresa - no existe ningún problema, y siempre podemos decir con certeza si una figura es o no de la marca Reamsa.

Una parte de la fabricación de estas figuras se hizo en goma, en los años 50, y estas son imposibles de copiar hoy en día. De forma que a cualquier figura de goma podemos atribuirle la máxima antigüedad. En ocasiones sale al mercado una gran cantidad de figuras de goma y se plantean dudas al respecto, pero el relativamente bajo precio de las mismas no compensaría el esfuerzo de fabricarlas y decorarlas.

Por otra parte, se han seguido fabricando este tipo de figuras en Gomarsa hasta el año 2000. La mayoria de ellas se hicieron en colores azul, blanco, o rojo y se destinaron al mercado norteamericano. Otra parte, esta en color beig, se distribuyó en el mercado nacional a través de la tienda de El Infante de Madrid. Si bien la calidad del plástico utilizado por Gomarsa es diferente del empleado en los años 60-70 por Reamsa, la verdad es que es muy dificil distinguir una figura copia de otra original bien conservada, si la persona que hace la copia es fiel los colores originales.

No suelen hacerse copias debido a que no compensa comprar la figura sin decorar y decorarla, dado el precio actual de las figuras originales de Reamsa en plástico. Esto no quiere decir que no existan copias, y es conocido un comerciante de Barcelona que dispone de un amplio surtido de casi todo tipo de figuras practicamente nuevas. Una copia si sigue fielmente los colores originales, y nos es ofrecida sin pretensiones de original, puede ayudarnos a completar una serie difícil de la colección a la espera de algún día lograr la original.

Existen también cajas de figuras que son copia del original. Por ahora sólo existen Figuramas como los de las imágenes siguientes.

Juguetes antiguos REAMSA  vintage old toys Juguetes antiguos REAMSA  vintage old toys

Son cajas perfectamente copiadas y troqueladas, pero se diferencian de las originales por muchos aspectos que no escapan al buen coleccionista como: el film tranparente es muy grueso, las marcas de humedad de las cajas son todas coincidentes, las figuras no se hallan encoladas ni grapadas, las figuras no siguen los patrones de colores originales ni tienen accesorios (como lanzas), y también podemos hallar figuras originales (de desfiles) un tanto gastadas en cajas que son una copia.

Se agradece que la persona que nos ofrece una copia nos diga que lo es, pero no siempre el comerciante lo sabe. Por ello, si no deseamos adquirir copias es preferible siempre adquirir las figuras o las cajas en un comerciante "estable" que nos aceptará la devolución si no estamos satisfechos, o bien acudir a alguien experto que nos aconseje antes de realizar la compra.

A mi modo de ver toda colección que se precie debe de tener una parte de ella que sean buenas falsificaciones. El hecho de que existan falsificaciones le da una nueva dimensión a nuestra colección, ya que indica que dicho objeto tiene el suficiente valor artístico o económico para que exista la figura del falsificador. Por suerte con las figuras Reamsa parece ser que disponemos de esta aportación y existe una bien conocida persona dispuesta a invertir tiempo y dinero en realizar aceptables falsificaciones que después como es lógico coloca como originales.


MUSEOS PARA VISITAR

Una visita por un museo del juguete - por ejemplo el de Figueres - nos muestra como el criterio básico para mostrar o incluir una pieza suele ser su antigüedad, o el que un juguete haya pertenecido o no a un determinado personaje público. Se pretende pues ofrecer una visión histórica de la evolución del juguete a lo largo de los años y también que el público en general pueda reconocer aquellos juguetes de su infancia.

Otro tipo de museos donde podremos encontrar este tipo de figuras son sin duda los museos militares, y aunque su criterio de selección es diferente, siempre es agradable ver bien conservadas este tipo de figuras.

Fuera de España también hay museos con amplias colecciones de REAMSA, habiéndose localizado abundantes figuras en el Museo de Sintra (cerca de Lisboa) y algunas en The Hamilton Toy Collection situada en la ciudad de Callander (Escocia). La colección de figuras de plástico REAMSA forman parte del fondo del Museo de Sintra pero sólo se halla expuesta una parte muy pequeña. Por ello si el visitante desea ver en especial este tipo de figuras deberá de intentar concertar la visita con Leonor Campos que es la conservadora del museo.

Podemos decir que el camino natural de las pocas figuras que tengan la inmensa suerte de librarse de ir a la basura en una limpieza general doméstica, es pasar un tiempo por las manos del coleccionista-emocional, y otro largo periodo en manos del coleccionista-anticuario, para finalmente en el mejor de los casos, reposar en un Museo. Sin duda este proceso se acentuará a medida que la generación de coleccionistas - emocionales nacida entre los años 50 y 70 vaya desapareciendo. El relevo de los coleccionistas-anticuarios mantendrá estas figuras en domicilios particulares unos años más, hasta bien entrado el siglo XXI, y después lo más lógico es que se puedan contemplar en museos.

Si desea hacer una visita virtual a algunos de estos museos puede hacerlo en:

Museu del Joguet de Catalunya
http://www.mjc-figueres.net
Museu d'Història de la Joguina
http://www.museudelajoguina.com
The Hamilton Toy Collection
http://www.incallander.co.uk/hamilton.htm
Museu Brinquedo
http://www.museu-do-brinquedo.pt
Can Planes Sa Pobla
http://www.museu.org


INDICE - INTRODUCCIÓN - REAMSA - GRANDES ARTISTAS - LAS FIGURAS - COLECCIONISMO - TRANSFORMADOS - EPILOGO: GOMARSA - BIBLIOGRAFÍA - CATALOGO DE FIGURAS - CATALOGO DE CAJAS - REPORTAJES EN TV - EXPOSICION - AGRADECIMIENTOS - TIENDA - SHOP
Figuras de plástico Reamsa
Una extraordinaria enciclopedia gráfica
Reamsa libro catalogo Reamsa

Las 300 páginas de este libro son una extensa guía para coleccionistas y vendedores de figuras antiguas de plástico. El libro muestra de forma ordenada imágenes de las figuras de cada una de las series de la marca Reamsa. Cada capítulo se divide en tres apartados: 1. "ficha" con información de las características de las figuras, 2. "figuras" con imágenes de alta calidad de cada figura, y 3. "cajas" con imágenes de las cajas donde se colocaban las figuras.

Indice

1. Policía Montada del Canadá
2. Guardia Real Inglesa
3. Guardia Imperial Inglesa
4. Guerra interplanetaria
5. Infantería americana
6. Piratas
7. Los tres mosqueteros
8. Toreo
9. Ben-Hur
10. Galos
11. Lawrence de Arabia
12. Caballeros Cruzados
13. El Torneo Real
14. Castillo Feudal
15. El Cid Campeador
16. El Rey Arturo
17. Ricardo Corazón de León
18. Guillermo Tell
19. Hernán Cortés
20. Far West 50 mm
21. Allá en el Rancho Grande
22. Comanches y cowboys
23. Indios Apaches
24. Indios Sioux
25. Texas Cowboys
26. Asalto a la diligencia
27. Federales y Confederados
28. Policía Montada y Tramperos
29. Guerra de la Independencia
30. Desfile

Características del libro

Número de páginas: 300
Tipología: Reprografía Digital Color
Medida páginas: 210 x 210 mm
Papel: ofset 90 gr. brillante
Tintas: 4+4
Portada: Laminada.
Encuadernación: Cosida

Novedades para los coleccionistas

1. Imágenes inéditas de cajas (Infantería WW II, Federales contra confederados, Asalto al tren,...)
2. Imágenes inéditas de figuras (Matador con espada de metal,...)
3. Imágenes inéditas de otros productos (Nave espacial patentada, Cruz de la tapa del catálogo, Pistola espacial,...)

Ejemplos de capítulos

Capítulo 11. Lawrence de Arabia
Capítulo 18. Guillermo Tell

Información

Contacto

imágenes Reamsa logo imágenes Reamsa policia imágenes Reamsa real imágenes Reamsa imperial imágenes Reamsa astronauta imágenes Reamsa wwii imágenes Reamsa pirata imágenes Reamsa mosquetero
imágenes Reamsa toreo imágenes Reamsa ben hur imágenes Reamsa galo imágenes Reamsa arabe imágenes Reamsa cruzado imágenes Reamsa torneo imágenes Reamsa feudal imágenes Reamsa cid
imágenes Reamsa arturo imágenes Reamsa leon imágenes Reamsa tell imágenes Reamsa cortes imágenes Reamsa west imágenes Reamsa rancho imágenes Reamsa comanches imágenes Reamsa apaches
imágenes Reamsa sioux imágenes Reamsa tren imágenes Reamsa texas imágenes Reamsa diligencia imágenes Reamsa federales imágenes Reamsa tramperos imágenes Reamsa independencia imágenes Reamsa desfile

Reamsa libro catalogo Reamsa
Descargue aquí
el libro online
12 euros


REAMSA ---- REAMSA ---- REAMSA --- REAMSA